14 marzo 2007

DOS HISTORIAS... DOS DESTINOS

1ª Historia
Una vez, un niño entró en la sala de emergencia de un hospital tras haber sido atropellado. El motorizado que lo auxilió, al solicitarle que efectuará el depósito necesario para atender al niño, informó que no poseía en ese momento efectivo o cheque que pudiera dejar en garantía, pero que, si el hospital aceptase, efectuaría el depósito a primera hora de la mañana.
La enfermera, ante la imposibilidad de ordenar que el niño fuera atendido, fue a consultar el caso con uno de los directores del hospital que justamente esa noche, estaba de guardia. El doctor NO dio la orden de atenderlo, hecho que condujo a la muerte de la criatura.
Cuando un rato después, el médico fue llamado para firmar el deceso del niño, descubre que éste era su hijo, quien pudo haberse salvado si hubiese sido atendido...


2ª Historia
Antonio, un padre de familia, cierto día, cuando regresaba del trabajo, se encontró con un embotellamiento de tránsito infernal y notó que un señor conducía apresuradamente, cortándole el paso a todo el que podía al tratar de abrirse paso entre los vehículos. Cuando se aproximó al carro de Antonio, se le atravesó de una manera tan brusca que por poco ocurre una colisión.
En ese momento, Antonio tuvo deseos de insultarlo e impedirle el paso, pero luego pensó:- ¡El pobre! Está tan nervioso y apurado... ¡Sabrá Dios si tiene un problema serio y necesita llegar cuanto antes a su destino! Con estos pensamientos, detuvo por completo su auto y lo dejó pasar.
Al llegar a casa, Antonio recibió la noticia de que su hijo de tres años había sufrido un grave accidente y había sido llevado al hospital por su esposa. Inmediatamente se dirigió al hospital; al llegar, su esposa corrió a sus brazos y lo tranquilizó diciéndole:- Gracias a Dios todo está bien. El médico llegó justo a tiempo para salvarla vida de nuestro hijo; ya está fuera de peligro. Aliviado, Antonio pidió hablar con el médico para agradecerle. Cual no sería su sorpresa cuando vio que el médico era ese señor nervioso y apurado a quien le había cedido el paso casi una hora antes.
¿TU QUE OPINAS DE ESTAS HISTORIAS?

30 comentarios:

COCONUT dijo...

POR ESO ESCRIBI LO DEL SLOW DOWN Y EL PRINCIPIO 90/10 EL 90% DE LAS COSAS QUE PASAN SON POR QUE NOSOTROS LAS BUSCAMOS EL 10% ES AZAR.


MUY BONITO A REFLEXIONAR


VIOLET YA TE COLOQUE EN MI BLOG

COMO TU RES BLOGFESORA ME PODRIAS GUIAR EN CUANTO A COMO PODRIA CREAR UN CUADRITO COMO EL TUYO, PARA QUE LO PUEDAN PEGAR LOS QUE QUIERAN?


UN ABRAXO TOTAL Y QUE ME QUEME VIOLETAMENTE CON TU LLAMA DE SABIDURIA ANCESTRAL..........

k-ro dijo...

Hola!!!!

Que buenas historias para reflexionar… me dio penita la primera… pero igual creo que muchas veces los médicos están supeditados por sus mayores… igual hay quienes no tienen la vocación para ser médico, pero me da rabia que muchas veces los doctores estén presionados por los dueños de estas instituciones que deberían tener como lema principal el “sanar antes de matar”. Estas cosas igual pasan... es como matar sin mancharse las manos.

la segunda historia, da mucho que pensar… acá en el metro subterráneo de Santiago de Chile hay un mensaje que dice “si no estás apurado, deja pasar a los demás”. Al menos yo, lo encuentro un muy buen mensaje.

mis saludos y besitos
nos estamos viendo.
CHAUS


VIsión Ciudad...

Tmac dijo...

La 1ra son de las cosas que me enfurecen con los Medicos, siempre he dicho: "El que estudia Medicina debe pensar primero en salvar vida, luego en el dinero y no viceversa"... la medicina no es un negocio lucrativo, es una labor social que debe nacerte en el corazon y luego piensas en el dinero... es muy triste y conmovedora esa historia.

La 2da historia es un vivo ejemplo de lo que es un buen medico, incluso arriesgo su vida manejando temerariamente por salvar la vida de un niño, y gracias a Dios que el conductor le dio el paso sin saber que indirectamente le salvo la vida a su hijo, es que Dios sabe como hace sus cosas...linda historia.

OoOo*Tinkerbell*oOoO dijo...

Hola!!!

me encantaron !!!

La primera me dio tristeza y coraje x ke algunos medicos no son profesionales !!!

La segunda te deja pensando y es como deberian de ser todos los medicos !!!

salu2

Juan Carlos Morgado dijo...

wow complejisimo ... pero historias muy cotidianas y reales.


Cuantos no habrán muerto por esta situación, creo que en el momento clave no hay razón y el instinto sobrepasa a cualquier explicación.

MariPosa dijo...

Excelentes historias!
Pienso que van dirigidas a todos, aunque hacen referencia directa a los médicos... nos recuerdan el valor de ser HUMANOS!
Un abrazo

Jeanfreddy dijo...

Sip, demasiado cerca, vecina, porque trabajo allí cerquita también, de la entrada de Turmero :)

Jeanfreddy dijo...

Sip, suena bien :) yo trabajo en Novavisión, sabes? allí por donde está Intercable :) y trabajo con La Aragüeña :) y soy amiguísiiiimo de hace años de Cleo :P tú me dirás.

Evan dijo...

Me sencibilizaron tus historias... dos destinos que se unen en la mísma profesión y con diferentes actitudes, una que duele y otra que es admirable!

Saludos!

Lindisima dijo...

Dos historias crudas pero reales, aveces nos dejamos llevar por lo normativo, y muchas veces no vemos el lado humano, pasa en nuestra sociedad cuando llevamos alguien de emergencia a una clínica y lo primero que te piden es una tarjeta de crédito, y si sabes que tienes HCM peor, y la segunda historia es cierto reaccionamos a veces sin pensar pero cuando nos detenemos podemos ponernos en el puesto del otro.
Un besito ami.

khayo dijo...

la vida es dificil hay muchos conceptos de angustia y desesperacion que nos toman por sorpresas.... verdaderamente son 2 historias para ponerse a pensar ...

por un minuto quedarse en silencio bajar la mirada y respirar profundo ... solo agradecer a dios por nuestras vidas...


tamos en contacto mi moradita..¡¡

Muxica dijo...

distintas vidas, distintos caminos.
Un abrazo

Dudu dijo...

Ambas historias son impresionantes..y complejas dejan su moraleja.......

CHOCOLATITO dijo...

Opino que en este andar de la vida estamos llenos de cosas inimaginables,y que todas estan en torno a las actitudes que tomemos respecto a ellas.

Actitud es lo que todos necesitamos para que nuestro criterio sea lo suficiente maduro para tomaruna decision lo demasiado cierta y no dañemos a terceros.

Excelentes historias que provocan a la reflexion de nuestras actitudes.

Te dejo muchos besos,abrazos y chocolatitos.

El Buhonero Venezolano dijo...

las fotos son espelusnantes que buenas... si te digo q de la primera historia tengo una igualita de verdad solo q en la mia el niño no muere es atendido (es hijo del motorizado) y lo atienden por q el tipo saco un arma se apodero de una enfermera y prometio darle un tiro en su cabezota si no lo atendian... buenos nanocuentos... puse un link tuyo en mi blog, me gusta tu estilo y difundirlo es lo mejor. abrazos. salu2.

Carlos dijo...

Dos historias distintas, pero al mismo pueden ser paralelas.

Vine por mi alfombra lila, gracias Bexza...un gusto también verte por casa.

Fuerte abrazo.

Ricky del Norte dijo...

Bueno Bexza, la primera historia es un caso muy triste que existe en nuestra Venezuela, ya he sabido de varios casos de personas que han muerto por no haber sido aceptados en un Hospital o Clinica!!!, que lamentable que en nuestro país nuestras vidas tengan un precio!!!.

La segunda historia tambien es muy real..., ya que en Venezuela no hay control del cumplimiento de las leyes de transito???, todavia recuerdo mas de una vez gente que pasaba manejando en el hombrillo o cruzando de canal como locos..., bueno!!!..., la gran mayoria de las veces era un loco sinverguenza o adolecente pantallero!!!, pero muchas veces era una verdadera emergencia!!!, es mejor darle paso a quien sea, ya que tal vez pueda salvarse una vida.

Me gustaron las historias querida madrina!!!, un fuerte abrazo para ti y saludos.

Nelson dijo...

son 2 historias, en ambas se involucran medicos, "mi padre QEP, lo fue" y del juramento hipocratico muchos hoy dia lo han olvidado y otros aun lo conservan.

La vida de un ser humano, en este caso un niño (ambos casos) fueron marcadas por el mismo juramento, uno que no quizo atender a un niño por temor a que no le pagaran y otro que hizo lo posible y lo logro por salvar la vida de otro.
ambas dejan moralejas diferentes pero concluyen en un vertice que me hace reflexionar sobre los valores y la importancia de un galena a la hora de hacer su trabajo.

Muy bella ambas historias, te felicito de verdad.

Un gran abrazo lleno de paz y armonia

Nelson

Dudu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lindisima dijo...

Pase a desearte Feliz fin de semana cuídate un besote violeta.

Patricia 333 dijo...

Impresionantes

Uno nunca sabe lo que nos espera por eso hay que vivir esta vida tratando de comprender a los demas y digo tratando porque es dificil

Lo que yo siempre digo mi querida amiga es

Ponte en mis zapatos un solo dia y vive lo que yo vivo y luego hablaremos ....Lo mismo digo de las personas pongamonos en sus zapatos y caminemos lo que ellos caminan para darnos cuenta que cada uno de nosotros nos necesitamos y mas que necesitarnos es COMPRENDERNOS

Te quiero linda

Shekinah dijo...

Ami.... soy un desastre.. no pude pegar nada.. no se mueve.. uhmm..

Pirilìn, pirilin.. tendrè que dedicarle otro rato mas.. primero muerta que destruida...jaja

Gracias amiga... cuidate!!!

Raúl*Grijalva dijo...

Pienso en que se deber hacer el bien sin mirar a quien..

Dudu dijo...

Este blogger hoy ta como loco...
bueno lo q pasa es que a veces yo camino en las ballenas...tu me dices cuando o en que otro lugar y aque hora y yo como un clavel...dejame tu mail..por alli hablamos mejor...oK...un Abrazo de colores...jejeje

Magdi dijo...

Oye, Bexza, de verdad que me encantaron las historias, es cierto que la primera es un poquito triste, pero ahí se ve el contraste entre ambas, pues pudo haber sido mejor y acabado en un final feliz, si este médico fuera más humanista.

k-ro dijo...

Pase a saludarte niña!!!

un besito y que la pases bien en las fiestas, jejeje

chaus!!!

Visión Ciudad.

GERARDO dijo...

Dos historias, dos destinos.
Bellos relatos tristes en la rueda de la vida.
Arrepentimiento y y humanismo.

Recibe un abrazo infinito.

Belkis Araque "Bel" Niña Fresa dijo...

Admiro la vocación de los médicos...claro que si!!

Khabiria dijo...

Es una cuestión solo de ponerse en el zapato de los otros, en cualquier circunstancia de la vida puede pasar que hagas daño sin querer, solo porque no fuiste capaz de comprender la urgencia del otro...hoy por ti, mañana por mi...la vida es un circulo!
Un abrazo

Monique! dijo...

Yo opino que tus historias están espectaculares, me hicieron pensar y aprender.

Hoy estaba en la cola muy disgustada con la gente que se coleaba con sus carros. Claramente muchos de ellos son unos abusadores, pero después de leer tu relato, me consuela saber que tal vez uno de ellos tenía una prisa médida o similar.

Un abrazo